El intercooler: Qué es y cómo funciona

El intercooler: Qué es y cómo funciona

Seguro que a muchos de vosotros os suena una conocida saga de películas llamada “A todo gas” (en España) o “Fast & furious” (en inglés). Pues seguro que recordáis las carreras en frenéticas escenas de acción. Lo curioso era ver como los protagonistas utilizaban un gas llamado Óxido Nitroso, que hacía que los coches aumentaran de potencia y velocidad en escasos segundos. Este gas, en esencia, no es más que oxígeno frío, pero… ¿Por qué un gas a baja temperatura hace que algunos vehículos tengan más potencia? La respuesta es sencilla, por el intercooler.

Viéndolo de forma simple el intercooler no es más que un radiador, pero que se dedica a enfriar el gas que entra en el turbo del motor.

¿Para qué sirve enfriar el gas del motor en un vehículo?

Lo cierto es que el aire frío contiene una gran cantidad de oxígeno y el caliente contiene una menor cantidad. Llegados a este punto tenemos que tener en cuenta que el oxígeno es algo fundamental para la correcta explosión de un motor. Entonces, cuanto más aire frío más oxígeno y cuanto más oxígeno más potencia para el turbo.

Si unimos las piezas nos encontramos con que entre el motor principal y el turbo el aire que pasa se encuentra a una media de 100 grados centígrados. Si queremos conseguir más potencia en el turbo necesitaremos enfriar el aire, el encargado de hacer eso es el intercooler. Este radiador hace que la temperatura del gas que hay en el motor se reduzca en una media de 60 grados.

Gracias a varias pruebas de rendimiento en diferentes marcas, se ha llegado a la conclusión de que los vehículos que tienen un intercooler instalado aumentan su potencia un 10 o 15% frente a vehículos de características similares y que carecen de esta pieza.

Si queréis exprimir al máximo el poderío de vuestros vehículos debéis saber que una pieza como el intercooler es fundamental a la hora de exigirle todo al motor.

Author: Radiadores Cobalto

983 280 476